Contactos

Estelle Bénistant
Encargada de Desarrollo Cultural y Comunicación
Inrap, dirección interregional Grand-Est-Nord
03 87 16 41 54 - 06 74 10 26 80
estelle.benistant@inrap.fr

Un sitio neolítico excepcional en Pont-sur-Seine

Publié le avril 1, 2010 · Mis à jour le février 11, 2013
Hasta finales de octubre de 2009, un equipo de arqueólogos estudiará un sitio neolítico en Pont-sur-Seine, sobre una superficie de 4 hectáreas. El pueblo descubierto es excepcional por la densidad de ocupación, la monumentalidad de los edificios y el carácter inédito de algunas arquitecturas. Este descubrimiento no tiene otro equivalente conocido en Francia ni en Europa.

Un primer hábitat del Neolítico medio (4700 a 4400 a. C.)

Los arqueólogos han descubierto algunos hoyos de poste que dibujan el plano de tres casas circulares de alrededor de 80 m2. El espacio interior tiene la particularidad de estar separado en dos espacios por una pared de postes en una tercera parte de la superficie. Hasta hoy, se conocían en Francia alrededor de diez construcciones de este tipo, pero es la primera vez que se descubren varias en un mismo sitio. Los primeros elementos de datación ofrecidos por las cerámicas que se han descubierto conectan este hábitat a una fosa de extracción de limo arenoso-arcilloso de 480 m2. Los materiales extraídos pudieron servir a la construcción de edificios o de túmulos, montículos de tierra con fines funerarios o cultuales.

Un segundo hábitat muy denso de finales del Neolítico

Alrededor de mil años más tarde (aprox. 3500 a 2500 a. C.), los hombres eligieron otra vez este lugar para construir sus casas. Se han identificado diez edificios rectangulares, de dos naves, repartidos sobre tres zonas del sitio. Su dimensión es variable: veinte metros de largo y cuatro de ancho para el más grande, diez metros por tres para el más chico. Disponemos en la actualidad de pocos elementos que permitan fechar con exactitud estas casas. Sin embargo, la comparación con una casa excavada en el noreste de Francia, que presenta grandes semejanzas y que había sido fechada por radiocarbono, permite relacionar este conjunto a un periodo de 3500 a 3000 a. C. Esta relación debería quedar confirmada por los estudios radiocarbonos que se están realizando en Pont-sur-Seine. Una tal concentración de casas es particularmente inédita para este periodo. Cerca de este hábitat, se han delimitado con empalizadas dos cercados, que contienen, cada uno, sendos edificios.

Un primer cercado de 500 postes

Este cercado está balizado por una empalizada ovoidal de 165 metros de largo. Más de 500 postes, de 2 metros de alto, fueron necesarios para realizar la palizada. Durante la excavación, los investigadores han liberado fragmentos de cerámicas y huesos de animales (bueyes, etc.). Su reagrupamiento en un espacio preciso permite suponer que se trata de un depósito ritual. Al interior del cercado se han descubierto dos edificios rectangulares, cuyos postes estructuraban a dos naves.

Un cercado con al interior dos edificios monumentales de plan inédito

El segundo cercado aísla dos construcciones cuya forma y dimensiones son excepcionales.  Una empalizada de 136 metros de circunferencia reposa sobre la empalizada del primer cercado e indica que el segundo espacio se elaboró después del primero. 
Una interrupción en la empalizada corresponde a la entrada en el cercado. Ésta se situaba en el eje de la entrada del edificio principal y contribuía así a la puesta en escena del lugar. En efecto, desde el exterior del cercado, el visitador no podía apreciar la envergadura del sitio, porque la empalizada lo cubría en buena parte. Pero al introducirse en el cercado, el tamaño de los edificios se revelaba de golpe. La morfología de los dos edificios, o más bien monumentos porque se trata con toda probabilidad de un lugar de culto, es casi idéntica, y dibuja en el suelo una forma trapezoidal. Las medidas, en cambio, son diferentes. El más pequeño se extiende sobre una superficie de 280 m2, el más grande sobre una superficie de alrededor de 900 m2. Un largo estrechamiento al este indica para ambos la entrada. Su corredor estaba delimitado de los dos lados por unas empalizadas de aproximadamente 2 metros de alto que debían parecer grandes antenas. 
Estas dos construcciones, en materiales perecederos (postes de madera, adobe), sorprenden por su dimensión. El cimiento de las fundaciones y de la armazón fue elaborado en consecuencia. Al fin de asegurar la estabilidad y la solidez de los edificios, se pusieron unas piedras de calzado –por lo general arenisca cuarcita– en los hoyos de postes para reforzarlos. Esta particular manera de construcción, que está al servicio de una arquitectura compleja, requirió la movilización de una considerable mano de obra. En efecto, las primeras piedras de este tipo se encontraban tan sólo a partir de 3 kilómetros del sitio, afuera del valle aluvial.
De la misma manera, algunas estructuras al interior de los dos edificios llaman la atención de los arqueólogos. En particular la fosa de alrededor de 1 metro de profundidad, llenada con varios niveles de piedras, en el medio del edificio más grande. Una fosa similar había sido descubierta en el edificio más pequeño. Aunque todavía es demasiado pronto para pronunciarse sobre su función, estas fosas tenían probablemente un rol ritual y podrían alimentar la hipótesis de que nos encontramos en un lugar de culto.
El plan de estos edificios también tiene la particularidad de ser del todo inédito en Francia y ni siquiera las primeras investigaciones en la bibliografía europea han proporcionado elementos de comparación. Si bien es difícil, en el estado actual de las investigaciones, fechar definitivamente estos edificios, éstos parecerían estar en relación con el periodo de 3500 a 2500 a. C. En aquella época, edificios de grandes dimensiones fueron erigidos en el Norte, en Bretaña y en el Centro-Oeste de Francia. Estas dos construcciones excepcionales en Francia y probablemente en Europa, la densidad de edificios para esta época poco conocida (más de veinticinco), la diversidad y rareza de los planes de construcción, como también la estructuración de las ocupaciones, hacen de este conjunto el testimonio de una organización compleja y un sitio de importancia fundamental para el conocimiento de la vida del hombre, durante el Neolítico en Francia.

El Inrap

Con más de 2000 colaboradores e investigadores, el Inrap es la estructura más importante de investigación arqueológica en Francia y una de las primeras en Europa. Realiza la mayoría de los diagnósticos arqueológicos y de las excavaciones en colaboración con los promotores públicos y privados: es decir alrededor de 2500 obras cada año, en Francia metropolitana y territorios de ultramar. Sus misiones van desde el aprovechamiento científico de los resultados hasta la difusión pública del conocimiento arqueológico.
http://www.inrap.fr

Ordenamiento

Carrières Saint-Christophe

Control científico

Service régional de l'archéologie (DRAC Champagne-Ardenne)

Investigación arqueológica

Inrap

Responsable científico

Vincent Desbrosse, Inrap

Álbum

  • Vista aérea de los dos edificios monumentales (300 m2 y 900 m2). Sobre la derecha, las marcas en el suelo del primer recinto son muy evidentes.
    Vista aérea de los dos edificios monumentales (300 m2 y 900 m2). Sobre la derecha, las marcas en el suelo del primer recinto son muy evidentes.
    © Frédéric Canon, Vertical photo / Inrap
  • Vista aérea de los dos edificios monumentales en su recinto.
    Vista aérea de los dos edificios monumentales en su recinto.
    © Frédéric Canon, Vertical photo / Inrap
  • Vista aérea del edificio monumental de 300 m2.
    Vista aérea del edificio monumental de 300 m2.
    © Frédéric Canon, Vertical photo / Inrap
  • Vista aérea de un edificio circular.
    Vista aérea de un edificio circular.
    © Frédéric Canon, Vertical photo / Inrap
  • Entrada principal del edificio monumental de 300 m2.
    Entrada principal del edificio monumental de 300 m2.
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Vista general del edificio monumental de 300 m2. En primer plano, las líneas marrones en el suelo dibujan el corredor en la entrada principal del edificio. Éste se materializaba en una empalizada de madera de 2 metros de alto.
    Vista general del edificio monumental de 300 m2. En primer plano, las líneas marrones en el suelo dibujan el corredor en la entrada principal del edificio. Éste se materializaba en una empalizada de madera de 2 metros de alto.
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Vista de cerca del edificio monumental de 300 m2.
    Vista de cerca del edificio monumental de 300 m2.
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Excavación de las marcas dejadas por la pared del edificio de 300 m2.
    Excavación de las marcas dejadas por la pared del edificio de 300 m2.
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Dos arqueólogos estudian las paredes del edificio de 300 m2.
    Dos arqueólogos estudian las paredes del edificio de 300 m2.
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Vista de cerca de la excavación de las paredes del edificio de 300 m2.
    Vista de cerca de la excavación de las paredes del edificio de 300 m2.
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Vista general del principal edificio monumental (900 m2). En primer plano, las líneas marrones en el suelo dibujan el corredor en la entrada principal del edificio. Éste se materializaba en una empalizada de madera de 2 metros de alto.
    Vista general del principal edificio monumental (900 m2). En primer plano, las líneas marrones en el suelo dibujan el corredor en la entrada principal del edificio. Éste se materializaba en una empalizada de madera de 2 metros de alto.
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Vista de cerca del edificio monumental de 900 m2.
    Vista de cerca del edificio monumental de 900 m2.
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • La fosa en el medio del edificio más grande durante la excavación. La fosa tenía probablemente un rol ritual.
    La fosa en el medio del edificio más grande durante la excavación. La fosa tenía probablemente un rol ritual.
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Empalizada del recinto con los dos edificios monumentales.
    Empalizada del recinto con los dos edificios monumentales.
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Excavación de la entrada del recinto con los dos edificios monumentales. Desde esta entrada, el tamaño de los dos edificios debía de revelarse de golpe.
    Excavación de la entrada del recinto con los dos edificios monumentales. Desde esta entrada, el tamaño de los dos edificios debía de revelarse de golpe.
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Vista lateral de los dos edificios monumentales con el más chico (300m2) en primer plano.
    Vista lateral de los dos edificios monumentales con el más chico (300m2) en primer plano.
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Vista lateral de los dos edificios monumentales con el más chico (300m2) en primer plano.
    Vista lateral de los dos edificios monumentales con el más chico (300m2) en primer plano.
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Vista de atrás de los edificios monumentales en su recinto.
    Vista de atrás de los edificios monumentales en su recinto.
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Vista de atrás de los edificios monumentales con las marcas de una casa circular en primer plano.
    Vista de atrás de los edificios monumentales con las marcas de una casa circular en primer plano.
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Excavación de la fosa probablemente ritual situada en el medio del edificio de 900 m2. Las marcas negras en el suelo y las piedras corresponden a elementos que forman parte de la arquitectura del edificio (fosas y hoyos de poste)
    Excavación de la fosa probablemente ritual situada en el medio del edificio de 900 m2. Las marcas negras en el suelo y las piedras corresponden a elementos que forman parte de la arquitectura del edificio (fosas y hoyos de poste)
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Excavación de una fosa. A la derecha, un hoyo de poste con piedras de calzado para asegurar la estabilidad de un poste vertical.
    Excavación de una fosa. A la derecha, un hoyo de poste con piedras de calzado para asegurar la estabilidad de un poste vertical.
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Rescate de hoyos de postes. Las numerosas piedras de calzado aseguraban la estabilidad de los postes y la solidez de la armazón.
    Rescate de hoyos de postes. Las numerosas piedras de calzado aseguraban la estabilidad de los postes y la solidez de la armazón.
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Vista de una esquina del edificio principal durante la excavación (fosas en hoyos de postes con piedras de calzado).
    Vista de una esquina del edificio principal durante la excavación (fosas en hoyos de postes con piedras de calzado).
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Marcas de hoyos de poste que dibujan un edificio circular constituido de madera y adobe. Los postes sostenían la armazón. Este tipo de construcción es típico del Neolítico medio (hacia 4500 a. C.). Solo unos diez edificios de este tipo se conocían en Francia. Tres de ellos fueron descubiertos en Pont-sur-Seine.
    Marcas de hoyos de poste que dibujan un edificio circular constituido de madera y adobe. Los postes sostenían la armazón. Este tipo de construcción es típico del Neolítico medio (hacia 4500 a. C.). Solo unos diez edificios de este tipo se conocían en Francia. Tres de ellos fueron descubiertos en Pont-sur-Seine.

    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Hacha pulimentada de sílex, del neolítico. Fue descubierta en el hoyo de poste de un edificio.
    Hacha pulimentada de sílex, del neolítico. Fue descubierta en el hoyo de poste de un edificio.
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Hoja en sílex para cortar y rascar, del neolítico. Fue descubierta en el edificio principal de 900 m2.
    Hoja en sílex para cortar y rascar, del neolítico. Fue descubierta en el edificio principal de 900 m2.
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap
  • Borde de cerámica con decoración de pastillas, característica del Neolítico medio (4500 a. C.)
    Borde de cerámica con decoración de pastillas, característica del Neolítico medio (4500 a. C.)
    © 2009 Denis Gliksman / Inrap